Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Municipalidad de Saladas | Sábado, 27 de Mayo de 2017 - 20:36 Hs.

Ir arriba

Arriba

Historia

Un pueblo comprometido

Movimientos Comuneros ante los malos gobiernos españoles

Los comuneros del siglo SXVIII se oponían al centralismo y prepotencia de los funcionarios españoles que gobernaban el territorio americano desde la conquista.

Las "republicas" municipales y las fuerzas de las milicias comunales se manifiestan ante estas conductas. La resistencia de los vecinos toma la forma de un sentimiento patriótico. La patria era su ciudadano y una idea política: la del el común de ciudadanos colocados encima del mismo rey. Los funcionario reales, apoyados por los jesuitas y en la "clase de posibles" de la población, lucho contra estas manifestaciones revolucionarias de los criollos. El clero secular y las ordenes religiosas antiguas tomaron partido por los criollos.

En Asunción del Paraguay un dirigente de los comuneros fue Jose de Antequera quien mas tarde con Juan de Nena será ejecutado en Lima por sus ideales y la lucha seguida (5 de julio de 1731). Fernando Monpo de Zayas continuara como ideólogo del movimiento ("El Común era mas poderosos que el rey, en sus manos estaba admitir la ley o el gobernador, podía resistirse a la voluntad del Príncipe y dejar de obedecer" -ideas tomada del Padre Mariana.)

En 1732 en la ciudad de Corrientes, Itatí y en Asunción se pronunciaron los levantamientos comuneros pero mas tarde la efervescencia se fue diluyendo por la falta de caudillos y de planes.

En 1764 un hijo de Pedro Bautista Casajús, el párroco y maestro de saladas, Jose de Casajús, desde Empedrado preparo la deposición de Ribera Miranda, Teniente Gobernador.

La Revolución se hizo el 29 de Octubre 1764, 17 conjurados dirigidos por Jose de Casajús, Ramón Paredes y Gaspar de Ayala, entraron en Corrientes, apoyados por los frailes franciscanos y dominicos y del cura párroco Antonio Martínez de Miranda es conducido a la cárcel del cabildo. Los soldados se ponen de parte de la revolución. Los sublevados proclaman Gobernador a la Vecindad al ámese de campo González de Alderete y comandante militar a pedro Nolasco Pabon y mas tarde este ultimo será Tte. Gobernador a quien le sucederá Gaspar Ayala. Estos últimos mueren primero en la cárcel y el seguido en la horca por orden del gobierno de Bs.As. Alderete es desterrado de Corrientes.

En 1767 se decide la expulsión de los jesuitas de todas las posesiones españolas, también de América. En estos levantamientos Saladas tuvo importante participación. Así lo destacan las placas expuestas en la entrada del Club Amistad.

En los albores de la Organización Nacional.

Después de la Revolución de Mayo fue Saladas, por el prestigio de sus hombres más destacados, uno de los baluartes de la posición federalista de la provincia. En su localidad se realizaron reuniones decisivas de convenios y mucho de sus hombres formaron parte de las filas de milicias que participaron en los enfrentamientos previos a la Constitución Nacional