Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Municipalidad de Saladas | Lunes, 24 de Julio de 2017 - 05:52 Hs.

Ir arriba

Arriba

Historia

Orígenes

La conformación del poblado original de la Localidad de Saladas tiene sus orígenes más remotos en el comienzo del siglo XVIII.

El lugar, Lagunas Saladas, fue reconocido en 1693, por el Gral. Baltasar Maciel, quien supo apreciar las condiciones naturales para un buen asentamiento. Buenas pasturas, espejos de agua, abundancia de frutos, navegabilidad de los ríos población aborigen, población como puestos de avanzadas

Estas condiciones naturales fueron apreciadas por hacendados que vieron en la región oportunidad para extender sus estancias.

En un comienzo los campos correntinos estaban poblados de ganado vacuno cimarrón y el Cabildo de Corrientes era el que determinaba permisos y delegaba autoridad en determinados comandantes para realizar las vaquerías. Estas consistían en atrapar a las vacas, a las cuales se las hería en los tendones de las patas imposibilitando la fuga y luego se las mataba, extrayéndole el cuero, la grasa y el sebo, elementos esenciales para la economía rural de entonces.

El territorio estaba poblado por aborígenes de diversas nacionalidades, nómades que realizaban sus correrías utilizando los recursos que la naturaleza ofrecía. En oportunidad en que se creyó que las vaquerías eran exageradas, los hacendados que habían comenzado a establecer sus estancias y que veían en esa actividad un límite a su futuro crecimiento y aún más cuando los aborígenes que las realizaban cometían tropelías por su carácter levantisco comienzan a solicitar al Cabildo de Corrientes necesidad de atender el control del lugar.

Así nace la idea de establecer un Fortín, Presidio o Guardia que asegurara vigilancia y protección a los intereses de los hacendados. Según referencias este se habría establecido el 11 de agosto de 1707. Se construyó de palo apique y el lugar sería aprox. el que actualmente ocupa la plaza central Juan Bautista Cabral. Dependiente de este Fortín existía un destacamento en Caa Catí. A partir de ese momento, la presencia de soldados y sus familias junto a los aborígenes mansos que fueron incorporándose lentamente conformaron la base poblacional. Estos primeros pobladores pronto fueron acompañados por otros que llegaron de comunidades vecinas que habían sufrido ataque de malones, especialmente de los indios abipones, mocovíes y guaycurúes del Chaco- que se los describe como mas belicosos-tal es el caso de las seis familias sobrevivientes de la zona de Santiago Sánchez (Sur de la desembocadura del río San Lorenzo)-1718- Los aborígenes habían dado muerte a la mayoría de los habitantes entre ellos al cura franciscano Fray Antonio. Más tarde pobladores de la Reducción de Nuestra Señora de la Candelaria de Ohoma ubicada sobre el Río Empedrado, que habían sufrido el ataque de los indios abipones del Chaco se incorporan al lugar-7 de octubre de 1739.

En 1712. El Tte. Gobernador, sargento Mayor Jose de Rivarola, fue designado para realizar un relevamiento de posesión de tierras en saladas a través de esa documentación, ( Legajo Nº 8. Documentos de Gobierno. Archivo Gral. de la Prov.) se conoce la nomina de los pobladores rurales mas antiguos, el Gral. Baltazar Maciel,1693), los capitanes Pedro Almiron (1695) y Juan de Ayala (1697) y su mujer Maria de Polo.

En 1718, Martín Gutiérrez de Valladares, Alcalde de 2º voto, solicito al Cabildo de Corrientes la instalación de una Escuela "donde los hijos de los muchos vecinos que los tienen poblados, sean instruidos especialmente en la doctrina y costumbres cristianas y en saber política, leer y escribir". También tramito en Buenos Aires, ante el obispo Fijardo permiso para levantar una capilla, licencia que se obtuvo en 1720. En 1721 se comenzó a construir la Iglesia.

Los indios charrúas fueron alejados más allá del Mocoretá por la influencia de las estancias, a los mansos guaraníes y tapes se los empleaba en las estancias, también en el fuerte como domadores o guardianes. El cacique charrua Velazco será reconocido por el Cabildo de Corrientes como jefe único y le permitirá instalar sus tolderías permanentemente en " Muchas Islas ", distritos de las Saladas.

Los vecinos servían gratuitamente en turnos semanales en el fortín de saladas y los hacendados edificaron sus casas cerca de el con el propósito de formar un centro urbano cerca de sus estancias y así fue conformado el pueblo.

Al distrito de Las Lagunas Saladas se la conoció como el "riñón de corrientes", dado su ubicación geográfica con respecto de a la capital y a partir de ella se extiende el posicionamiento hacia Mburucuyá, Caa- Cati, la banda oriental y el sur del Rió Santa Lucia.

La existencia de población estable y definida decidirá la creación del Curato en el año 1732, que tendrá la jurisdicción sobre Saladas, Muchas Islas, Murucuyá, Zapallos y Caa Catì.

El 19 de Noviembre de 1732 llega el primer cura párroco a la localidad, el Dr. Don León de Pezoa y Figueroa quien recibirá de los vecinos una talla jesuítica de San José de madera lo cual ira decidiendo el reconocimiento social del Santo Patrono del pueblo.

La llegada de León de Pesoa y Figueroa a Saladas, es considerado por las Autoridades Municipales del año 1989, como referencial para decidir una fecha conmemorativa del Aniversario del Pueblo: 19 de Noviembre ya que hasta el momento no se realizó fundación formal del lugar.